GENOVE_10FEB

Mitos como que lavar el cabello diariamente aumenta la posibilidad de su caída o que empeora la tonalidad natural nos han acompañado a lo largo del tiempo, instalándose en el imaginario colectivo como verdades absolutas.

No obstante, según dermatólogos y expertos en salud capilar, lavar el pelo todos los días no tiene por qué suponer un empeoramiento del cuero cabelludo, ni de la densidad de nuestra melena. Siempre y cuando se utilice el champú adecuado para cada tipo de piel. Así pues, cabellos con tendencia grasa pueden requerir un lavado diario, de la misma forma que aquellas personas que acumulen mucho calor durante las noches y, consecuentemente, se engrasen el pelo. En dicha situación, lo importante es no excedernos con la cantidad de producto a utilizar y usar un producto cuya composición esté ausente de principios agresivos o que colaboren a ensuciar el cuero cabelludo más.

En cualquier caso, para mantener la salud del cuero cabelludo, y evitar de esta forma la posible caída del mismo, si es imprescindible que aclaremos bien el cabello tras lavarlo y haber aplicado algún producto. Pues, de lo contrario, estamos favoreciendo la suciedad en el mismo, pudiendo ocasionar incluso que la raíz se pudra poco a poco.

En definitiva, lavar el cabello cada día no es, como se ha afirmado históricamente, una forma de favorecer la caída del cabello. Tanto es así, que, como comentábamos previamente, puede ser incluso recomendable en función del tipo de pelo. Por ello, os animamos a recurrir siempre a profesionales antes de tomar cualquier decisión sin su consulta.