Uñas quebradizas

Las uñas, como la piel, son un reflejo de nuestra salud interior. La incorrecta formación de queratina, proteína estructural de las uñas y la exposición constante a factores agresivos físicos y químicos externos pueden causar cambios de color, textura y espesor dejando las uñas quebradizas, frágiles o incluso uñas rotas en capas.

Causas de las uñas quebradizas

Las causas más habituales que debilitan y estropean las uñas son fundamentalmente: su exposición a químicos (como esmaltes, manicuras semipermanentes o detergentes), pequeños traumatismo y desequilibrios internos en nuestro organismo, como pueden ser las alteraciones en la glándula tiroides, el envejecimiento, algunas enfermedades de la piel y algunos déficits nutricionales.

Otros factores que pueden provocar el debilitamiento de las uñas es la predisposición genética, el embarazo o el lavado excesivo de manos.

Tipos de uñas quebradizas

Disminución de la flexibilidad, sequedad o deshidratación

Si impactos menores o habituales, que nunca nos habían causado problemas, empiezan a producir traumatismos en nuestras uñas, puede que sea porque hayan perdido su flexibilidad.

Descamación o rotura en láminas (onicosquizia)

Si notamos que podemos romper nuestras uñas muy fácilmente, estamos ante un caso claro de uñas quebradizas, que se pueden desprender en lascas.

Fisuras longitudinales y desprendimientos (onicorrexis)

En algunos casos, aparecen grietas desde el borde exterior de la uña y que evolucionan en sentido ascendentes, lo cual puede resultar además de antiestético, muy incómodo.

Despegamiento de la uña respecto a la yema del dedo

Cuando la uña se separa del lecho ungueal. Esta molestia tan incómoda puede deberse a una uña con falta de nutrientes o que ha sufrido un fuerte traumatismo.

Síntomas de uñas quebradizas

Nuestra uña está formada por queratina, calcio, agua, lípidos y otros oligoelementos necesarios para mantenerlas en condiciones óptimas.

Si notamos que se descaman en capas o se rompen con demasiada facilidad, estaremos ante una situación de uñas quebradizas. También puede pasar que las notemos más secas (incluida la cutícula) y que su forma lisa y natural se vea alterada. Es posible que se desprendan capas o que aparezcan fisuras de la raíz al nacimiento. 

Estudios Clínicos

Ofrecemos productos de eficacia demostrada. Accede a nuestros estudios clínicos.

Productos para tratar uñas quebradizas y escamadas

Una adecuada nutrición, protegerlas de agresiones externas, realizarse revisiones de salud periódicas y darle un aporte extra de alimento a nuestras uñas puede ser la solución a las uñas quebradizas o uñas rotas en capas.

Además, en Pilopeptan hemos desarrollado formulaciones que la nutren desde su matriz para garantizar un crecimiento correcto y la fortaleza necesaria.

Preguntas Frecuentes sobre uñas quebradizas

Las uñas de nuestras manos tienden a perder espesor con los años, se adelgazan, se vuelven rugosas y pueden aparecer líneas longitudinales. Además, con la edad crecen más lentamente.

En el caso de las uñas de los pies, la tendencia es que se vuelvan duras y gruesas con los años.

A partir de la semana 6 de gestación es posible que las uñas empiecen a aparecer más débiles y quebradizas. Aunque no todas las embarazadas acusan estos cambios que además suelen ser temporales.

Las Vitaminas del grupo B y vitaminas del grupo E son especialmente importantes para evitar la rotura de las uñas, así como otros elementos como la queratina. Puedes encontrar estos ingredientes en nuestros productos para el cuidado de las uñas quebradizas. 

¿Tienes más dudas o quieres que te asesoremos sobre qué producto es el más adecuado para ti?