Tipos de alopecia y los mejores tratamientos para frenarla

La alopecia o calvicie se define como la pérdida anormal del cabello y, según destaca la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), existen más de cien tipos diferentes. En este post podrás conocer algunos detalles de los más relevantes y también descubrir sus tratamientos más habituales.

Antes de empezar debes tener en cuenta que la pérdida del cabello controlada es un proceso normal. Cuando somos niños, tenemos entre 100.000 y 150.000 folículos pilosos en el cuero cabelludo, pero los vamos perdiendo con el paso del tiempo. La densidad disminuye, de manera que, si un niño sano tiene unos 1.100 folículos pilosos por cada centímetro cuadrado, a la edad de 25 años le quedan unos 600, que se reducen a tan solo 250 entre los 30 y los 50 años. Este proceso suele ser habitual, por lo que hablamos de alopecia cuando la pérdida de cabellos va más allá de esas cifras, ya sea de forma temporal o permanente.

Los tres tipos de alopecia más comunes:

  • Alopecia androgenética o androgénica

Es la que se conoce como calvicie común y es de las más frecuentes, pudiendo afectar hasta un 45% de los hombres, y cada vez más también a las  mujeres. De hecho, se calcula que entre el 12 y el 20% de las mujeres de 30 años padecen alopecia androgénica en mayor o menor grado, una proporción que aumenta hasta el 41% entre las mayores de 70 años.

Se debe a una combinación de factores genéticos y hormonales, que dan lugar a una disminución de la fase de crecimiento del pelo, a una menor densidad de folículos pilosos en el cuero cabelludo y a un diámetro del cabello cada vez menor.

Se trata de un proceso crónico el cual podemos tratar con diferentes opciones para desacelerar su evolución y ayudar al mantenimiento del cabello durante el mayor tiempo posible.

Para casos en fases iniciales leves y moderados existen complementos alimenticios a base de extractos de plantas como por ejemplo la Serenoa repens, la Cucurbita pepo o el Pygeum africanum junto con otros ingredientes necesarios para la formación del cabello.

Entre los posibles tratamientos farmacológicos de la alopecia androgénica, se viene utilizando desde hace bastantes años el minoxidil, que se emplea por vía tópica, aunque también tiene formulación oral. Otros medicamentos que se aplican directamente en el cuero cabelludo son el finasteride, la tretinoína, la progesterona, la espirinolactona o la canreona.

El finasteride, que es un fármaco inicialmente desarrollado para tratar la hiperplasia benigna de próstata, que demostró también ser útil para la alopecia androgénica por vía oral, aunque a dosis distinta para ambas indicaciones. Otro fármaco de su misma familia es el dutasterida, que se ha estudiado más recientemente para tratar esta forma de calvicie.

Otros tratamientos novedosos se inyectan directamente en el cuero cabelludo, como es el caso del plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento o las microinyecciones de dutasterida, que actúan incrementando la densidad capilar y fortaleciendo el cabello existente. También están en desarrollo alternativas como el láser de baja potencia.

Para estadios más avanzados, los pacientes también disponen de opciones mínimamente invasivas, como el trasplante capilar, en especial la técnica llamada FUE, consistente en extraer folículos de la región occipital y trasplantarlos a las zonas más despobladas del cuero cabelludo. Eso sí, en caso de recurrir a esta posibilidad es aconsejable ponerse en manos de especialistas cualificados y huir de las opciones low cost.

  • Alopecia areata

Este tipo de alopecia se desarrolla en forma de áreas ovaladas o circulares de pérdida del cabello bien delimitadas, como si fueran parches, en el cuero cabelludo y que, si bien puede tener lugar a cualquier edad, es más frecuente en la juventud. Se sabe poco de sus causas, aunque se habla de su posible origen por estrés, predisposición genética o problemas de autoinmunidad. Lo positivo es que en la alopecia areata no se destruyen los folículos pilosos, por lo que el cabello podría volver a crecer si las zonas afectadas son pocas y de tamaño reducido, aunque su posible solución se complica cuando afecta a gran parte del cuero cabelludo.

El tratamiento se basa en ocasiones en el uso de corticoides que se inyectan bajo la piel, en la aplicación tópica de minoxidil y, en los casos más graves, se puede utilizar metotrexato combinado con corticoides, ambos por vía oral.

  • Efluvio telógeno

Es una pérdida transitoria del cabello provocada por diferentes motivos: cambios de estación, déficits nutricionales, estrés, posparto, etc. Ocurre cuando parte de los cabellos que están en fase de crecimiento, llamada fase anágena, pasan de forma prematura a  fase de caída o fase telógena. Debes tener en cuenta que existe una renovación natural del cabello de manera que  que perdemos cada día unos 100 cabellos de forma normal. En condiciones normales  alrededor del 10-15% del total del cabello se encuentran en esa fase telógena de caída.

Cuando este % aumenta y cae más cabello de lo habitual, lo llamamos efluvio telógeno.. Lo positivo del efluvio telógeno es que es un fenómeno transitorio y que al cabo de unas cuantas semanas tu cabello se habrá recuperado. En ocasiones, esta caída tan brusca puede resultar muy angustiante para quien la vide y es recomendable tomar medidad para frenarlo y promover una recuperación más rápida y efectiva. existen tratamientos basados en suplementos nutricionales con distintos nutrientes que te pueden ayudar a reforzar el crecimiento de tu cabello y que el problema se solucione de forma más rápida.

Es importante también cuidar de la piel del cuero cabelludo, para propiciar un entorno adecuado para el correcto desarrollo del folículo piloso. Para ello, existen algunos productos capilares de aplicación tópica, como sérums, preparados que hidratan y que protegen el cuero cabelludo de agresiones químicas o térmicas -tintes, secadores, planchas etc

Como ya hemos comentado, existen otros muchos tipos, aunque menos frecuentes -alopecia traumática, fibrosante, difusa, cicatricial, etc.-, cada una con sus características, causas y tratamientos. Lo más importante, y lo que debes tener en cuenta, es que cada caso es diferente y debe abordarse de manera individualizada, así que, si consideras que puedes tener un problema, ponte en manos de un dermatólogo o profesional cualificado para dar con el diagnóstico y encontrar la mejor solución.

Bibliografía

  1. Academia Española de Dermatología y Venereología. Alopecia a fondo
    https://aedv.es/wp-content/uploads/2015/04/alopecia.a_fondo.nov2009.doc
  2. Juan Lemmel Montoya. Alopecia. Offarm, 2006;25(9):52-60
    https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-alopecia-13094153
  3. Manual MSD. Alopecia
    https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/trastornos-dermatol%C3%B3gicos/trastornos-del-cabello/alopecia


Contenidos relacionados

Tipos de alopecia y los mejores tratamientos para frenarla

La alopecia o calvicie se define como la pérdida anormal del cabello y, según destaca la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), existen más de cien tipos diferentes. En este post podrás conocer algunos detalles de los más relevantes y también descubrir sus tratamientos más habituales. Antes de empezar debes tener en cuenta que… Leer más »Tipos de alopecia y los mejores tratamientos para frenarla

0 comentarios
Pilopeptan para cuidar el cabello

Cómo la biotina y otras vitaminas pueden ayudar a tu cabello

Tener un cabello sano y fuerte depende de que tu organismo disponga de nutrientes en niveles adecuados, entre ellos vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales (moléculas que nuestro organismo es incapaz de sintetizar por si mismo). Además de obtenerlos a través de la alimentación, existen productos que te  proporcionan las cantidades óptimas para ayudarte con el… Leer más »Cómo la biotina y otras vitaminas pueden ayudar a tu cabello

0 comentarios

¿Qué puedes hacer para que tus pestañas crezcan más fuertes?

Tener unas pestañas fuertes no es solo una mera cuestión estética. Del mismo modo que ocurre con el resto del cabello y el vello corporal, las pestañas tienen su ciclo de crecimiento, reposo y caída, un proceso que dura entre 4 y 8 semanas. Por lo tanto, debes tener claro que las pestañas también se… Leer más »¿Qué puedes hacer para que tus pestañas crezcan más fuertes?

0 comentarios

Cómo hacer frente a la caída del cabello en primavera

Posiblemente habrás notado que con la llegada de la primavera se te cae el cabello más de lo habitual. No pienses que es algo anormal. Puede suceder varias veces al año y es lo que se conoce como efluvio estacional. El término efluvio se emplea en Dermatología para describir una caída del cabello más intensa… Leer más »Cómo hacer frente a la caída del cabello en primavera

0 comentarios
Compartir:

Otros Posts